Página de Inicio / Iniciativa Ciudadana del Toledo Histórico 10º ANIVERSARIO 10º ANIVERSARIO Página de Inicio / Iniciativa Ciudadana del Toledo Histórico
Manifiesto
Cultura
Tráfico
Turismo
Ciudad
Patrimonio
Servicios
Noticias
Notas de Prensa / Comunicados
Publicaciones / Boletines Informativos
Colaboraciones
Enlaces de Interés
Servicios Web: Encuestas, Suscripciones. etc...
Escribe aquí tus opiniones, sugerencias, preguntas... etc.
Enviar Correo
 
La escultura de Chillida de NOCHE utilizada como chiringuito base para BOTELLÓN.
La escultura de Chillida de DÍA cercada por coches
La escultura de Chillida de DÍA,  tatuada con pintadas, acompañada por casas derruidas en la plaza y por contenedores con suciedad acumulada.
 

El "Botellón" definido
como una de las Bellas Artes

LA "COMPLEJA" POSICIÓN ASÉPTICA DE LOS POLÍTICOS LOCALES ENTRE MILES DE JÓVENES QUE VIVEN LA VERSIÓN ACTUAL DE "PAN Y CIRCO" Y CENTENARES DE VECINOS
QUE YA NO VIVEN NI EN SUS CASAS.

AGOSTO 2005. NO DIGA "latifundismo urbano de especuladores avarientos", diga "COMPLEJO problema social de acceso a la vivienda". No diga "salvaje y explotador desarrollismo inmobiliario modelo Benidorm o Marbella", diga "COMPLEJA y necesaria actualización del Plan de Ordenación Urbana Municipal". No diga "viejos negreros con nuevos esclavos"", diga "COMPLEJA y delicada situación de trabajadores inmigrantes sin papeles". No diga "graves y continuas agresiones a ciudadanos inocentes", diga "COMPLEJA cuestión social que requiere profundo estudio y conversación con los sectores sociales afectados"...

El palabro "COMPLEJO" es la torpe muletilla del poético lenguaje "correcto" de esos personajes de cuento de pesadilla que escribió Lewis Carroll -Alicia en el País de las Maravillas- y que forman una entrañable y triste tropa política. Ahora, una SIMPLE concentración callejera de pandillas achispándose en más o en menos, es una "COMPLEJA" manifestación "contracultural" (¡¿?!) de jóvenes que espontáneamente ejercen su derecho de reunión en la calle, que solo "utilizan" el alcohol como elemento de "cohesión" social... Para una misma realidad, a un lado de la esquina un adulto está casi inconsciente emborrachándose, y en el otro un mozalbete solo está desarrollando -mientras vomita - una jovial relación social a través de una droga dura aceptada por la sociedad… ¡Cuánta bobería!. Estos jóvenes lúdicos no llaman a estas concentraciones "BIBLIOTECÓN" o "DIALOGÓN", sino que describen la finalidad de estas "conferencias" bautizándolas, franca y descriptivamente, como acristalado "BOTELLÓN". Bajo el blablablá, la realidad es directa y simple, y la "COMPLEJIDAD" de la situación solo es creada, o por un sector "metafísico" participante directo o indirecto en estos "complejos" acontecimientos que se auto-protege "intelectualmente" con un cuerpo filosófico sobre la "Juergalogía", o por pamplineros sociales más interesados en no enfadar a posibles votos "botelloneros" que en proteger a una minoría vecinal acribillada en sus derechos.

Pero, sean meras hordas embriagándose o "COMPLEJA" manifestación cultural, se crea una mala conciencia. A cualquier paisano que intenta ser libre, le da gusto ver la animación callejera, porque tiene la firme convicción de que la vía pública es un espacio urbano abierto, que puede y debe ser disfrutado por todos sin distinción de raza, sexo y edad. Pero, como conciudadano, que no entiende la libertad sin la solidaridad, se siente un carcamal tiránico cuando pide a una policía de sainete -que solo baila políticamente con eficacia al ritmo de visitas de grandes dignidades o de acontecimientos religiosos católicos- que disperse no a todos, pero si al importante numero de lúdicos y envalentonados idos vandálicos que berrean, mean y vomitan hasta las tantas de la madrugada, unas cuadrillas de egoístas pandilleros que destruyen de forma consciente el mínimo de convivencia ciudadana. Para el que cree y quiere la libertad y la igualdad efectiva para todos, no se entiende el ejercicio de un derecho de forma agresivamente tribal, excluyente, utilitarista, dañino y negligente digno de bestias del campo y no de hombres en sociedad. Para los ciudadanos tolerantes y abiertos la sensación de "es necesario que intervenga la policía"es molesta y frustrante, y ha sido originada por la voluntaria y consciente dejadez incompetente de sucesivos gobiernos, administraciones y oposiciones políticas complacientes con los despropósitos y las injusticias sociales. Una banda política que no sabe, ni quiere, ni cree electoralmente conveniente proteger los derechos de unos cuantos ciudadanos frente a los abusos de un sector despótico que se ha auto-otorgado el monopolio de una ocupación totalitaria de la calle al grito mondo de "PAN Y CIRCO".

Aquí no valen consideraciones éticas o morales sobre la salud de los festejantes de este tipo de veladas colectivas de "conversación" y drogadicción semanales. Si los "botelloneros" son mayorcitos de edad, ellos son los administradores de su cuerpo. Y si son menores, sus ciegos padres, como responsables legales, deberían hacer el esfuerzo de averiguarlo al liberarse de ellos cuando les dan el dinerito cada semana expulsando así los problemas adolescentes fuera de su perfecto hogar. Aquí hay que seguir el consejo de algunos socráticos concejales y algún consejero juntero, expertos ideólogos de acampadas urbanas salvajes: hay que plantearse si un BOTELLÓN ocasiona un grave problema de convivencia social o es solo un "COMPLEJO" fenómeno juvenil que genera unas irremediables "cargas" que los demás - siempre las familias de los"demás" - deben soportar... ¿Concentraciones de casi un par de miles de personas que ocupan total y periódicamente vías públicas sin límite de tiempo y forma, cuando, para una esporádica y mera concentración de signo político, sindical o comercial con una decena de personas, estos "estadistas" y dirigentes exigen una comunicación previa a la administración competente y atenerse a determinadas instrucciones?... ¿Cientos de personas que literalmente taponan en las calles cualquier acceso a vecinos y vehículos?... ¿Contaminación acústica que genera las continuas fiestas nocturnas callejeras en la madrugada? ... ¿ Degradación de la limpieza e higiene publica que provoca cada noche la concentración de cientos de litros de orines y otras sustancias orgánicas vertidos en suelos, puertas y paredes vecinales? ... ¿ Cientos de kilos de residuos y envases de todo tipo y condición que son arrojados sin control en callejones, calles y plazas? ... ¿ Un diez por ciento de personas -datos de la Fundación Nacional Contra la Drogadicción-, en unas reuniónes de más mil gentes que consumen alcohol en exceso durante horas, que tienen unos comportamientos violentos contra las personas y vandálicos contra bienes públicos y privados, desgraciadamente siempre "arropadas" por el silencio sonriente de la "omertá" siciliana de un resto mas "civilizado" pero firme y cerradamente insolidario?... ¿Tres de cada cuatro menores a partir de doce años de edad que en estos sitios se "inician" en el alcohol u otras sustancias de "cohesión" social?... ¿Floreciente mafia pandillera violenta que trapichea descaradamente con pastillas y otras drogas duras ilegales a la sombra "distendida" de estos saraos?... ¿Decenas de leyes, reglamentos y ordenanzas vigentes aplicadas arbitrariamente o declaradas ahora sin sentido por electoralmente inconvenientes o incomodas?...

Desgraciadamente, da igual dirigir estas preguntas a clásicos y beatos políticos amantes del "Dios, Patria y Justicia", o a políticos de la burguesía "progre" apasionados por la igualdad social solo en salones, congresos y ruedas de prensa. Esta "COMPLEJA" realidad cotidiana es manejada con hipocresía o con cinismo, según toque, por una tropa local, que solo emplea la sinceridad si sirve para hacer pupa al contrincante electoral en un eterno peloteo de problemas: UNOS que reconocen como grave la situación y aclaran que su policía de opereta no va a hacer nada contra las molestias y daños que se generan alrededor del "BOTELLÓN" hasta que unos tipos de la Junta -gente maravillosa encantada de conocerse a sí misma - den un primer paso. OTROS que reconocen como grave la situación, exculpan a sus pilatos junteros regionales, y señalan a los demás como culpables de las "molestias que genera la sana y necesaria diversión juvenil" por inhibición y dejación de funciones. Y TERCEROS que reconocen como grave el asunto, pero describen el "fenómeno" como una romería pastoril con caballeros y damas de la Tabla Redonda con fondo de música de Mozart, donde la mocedad se reúne por el placer de conversar de política, tecnología, arte y literatura, donde la mayoría bebe zumos recién exprimidos, donde solo tres de cada diez bebe alcohol, y donde solo uno de éstos tres últimos se emborracha por accidente cuando tropieza y da de bruces con su boca contra un vaso de plástico repleto de calimocho...

Topamos con toda una camarilla de charangueros que en lugar de cumplir con su obligación de proteger primero a la parte mas débil agredida, evitar mas daños, prevenir enfrentamientos sociales y garantizar los derechos de todos y no solo de sus "protegidos", se comporta como un vulgar gremio de tenderos electorales. Primero mira hacia el lado de los hostigados y sus ojos se limitan a contar un puñado de decenas de votos, y después gira la cabeza, y ve un enorme avispero de un par de miles de festivos posibles votantes. Y mientras, como los roñosos contables que parecen, hacen sus sumas y restas. Y utilizan reuniónes teatrales de paripé, complejas teorías sociales, tendenciosas excusas, y soluciones de compromiso que, o nunca son comprobables, o nunca son practicables, o nunca son eficaces.
Entretanto, el tiempo pasa, y se sufre el resultado matemático de su comodidad y conveniencia política, y, sobre todo, de su torpeza. Y el desatino de un político no es un complejo fenómeno social, sino una simple y directa desgracia, que es real y evidente para todos los conciudadanos que continúan siendo castigados cada día, cada semana, cada mes, cada año.

Por favor, mientras el tiempo transcurre plácidamente para estos jóvenes alumbrados y para sus protectores, que los vecinos cíclicamente ridiculizados sean finos, políticamente correctos, y no digan "desdicha nefasta", sino "político local con una COMPLEJA actividad".

Hilario ALARCÓN.

 

Iniciativa Ciudadana del Toledo Histórico

Calle Esteban Illán, nº 6. 45002 Toledo.
Teléfono y Fax: 925 22 67 50
E-Mails: correo@iniciativatoledo.com / portavoz@iniciativatoledo.com